¿HABLAMOS?

Arquitectura de la información y objetivos web van de la mano

Publicado por Lidia Montesino el 8/5/2020

Todos estos días en casa te ha dado tiempo para darle a la cabeza y has llegado a una conclusión: sí o sí tu empresa tiene que estar presente en el mundo online. Estás decidido a crear una web para tu negocio o renovar la que ya tienes. ¡Bien, adelante!


Pero... no te embales. Igual que no te gusta que las visitas vean tu casa desordenada, tampoco querrás que quien te visite online se lleve una mala impresión de ti ¿verdad? En el mundo digital también tenemos que preocuparnos por tener todo lo más ordenado posible. Es ahí donde empezamos a hablar de arquitectura de la información. ¿Te suena este término?

Como te decíamos en nuestro post ¿Por qué no puedes crear la web de tu empresa sin tener en cuenta la arquitectura de la información?, la AI es “el arte de organizar la información dentro de una web de la mejor manera posible para que sus usuarios encuentren lo que buscan de la manera más rápida y sencilla”.

Piezas de construcción de juguete

Ahora que ya te has situado, centrémonos en el tema de hoy: objetivos web y arquitectura de la información. Hemos dicho que lo tienes claro, quieres estar en el mundo digital. Pero ¿por qué, para conseguir qué?, ¿cuáles van a ser los objetivos de tu web?

Eso es algo que tienes que tener definido desde el principio. Nosotros aquí te vamos a explicar la relación que existe entre una buena arquitectura de la información y algunos de esos objetivos:

1. Branding y posicionamiento. Si lo que quieres es decir “¡Estoy aquí, existo, mi marca existe!” querrás aparecer en los resultados de búsqueda en un buen lugar. La arquitectura de la información influye claramente en el posicionamiento SEO de tu sitio web. Una web organizada y estructurada correctamente ayudará a los motores de búsqueda a encontrar mejor el contenido relevante de tu web. 

El robot de Google cuenta con un tiempo limitado para el rastreo de cada web. Si se lo pones fácil, podrá descubrir más páginas durante ese tiempo. Si se pierde, será incapaz de acceder a contenidos determinados dentro del sitio. 

2. Vender. Tienes claro que el objetivo de tu web es vender. Imagínate que entras en una tienda y para llegar a encontrar lo que quieres tienes que ir pasando por diferentes estancias, sin saber dónde estás ni dónde tienes que pagar. En tu web puede ocurrir lo mismo.

Al igual que con una buena AI le ponemos fácil el camino a los buscadores, también a los usuarios les estamos facilitando que encuentran lo que buscan y que sepan qué hacer en cada momento. Si lo conseguimos, será más probable que acaben comprando. Además, tendremos ventaja respecto a otras webs de la competencia que sean un cajón de sastre. 

Recorrido marcado para salir de un laberinto

3. Generación de leads u oportunidades de venta. La arquitectura de la información está ligada intrínsecamente a la experiencia de usuario (UX). Si nuestros visitantes navegan con facilidad en nuestro sitio web obtendrán una buena experiencia de usuario que les llevará a permanecer más tiempo, a volver o incluso a dejar sus datos. Si no es así, no se habrá conseguido un enganche suficiente con el usuario para generar un lead.

En el caso de que ya tengas web, te estarás preguntando ¿cómo sé yo si mi web cuenta con una buena AI? Evidentemente siempre será mejor que cuentes con el asesoramiento de expertos en arquitectura de la información para marketing online, pero puedes hacerte una idea comprobando algunos valores que te ofrece Google Analytics. Te darán pistas sobre el comportamiento de los usuarios en tu sitio web, por ejemplo, el porcentaje de rebote, el tiempo de estancia, el número de páginas vistas o el flujo de comportamiento.

Quizás ahora tienes tiempo para hacerlo. Tal como te decíamos en nuestro post Optimiza tu estrategia de marketing durante el confinamiento en Tiralíneas estamos convencidos de que podemos sacar mucho provecho de esta situación que estamos viviendo.